viernes, marzo 20, 2015

Herralde, Anagrama y otras cosas

Me gustan este tipo de entrevistas que nadie lee porque se trata de un editor, es decir, en este país, Un Nadie o Un Casi Nadie que dice lo que quiere y como quiere (eso espero). En mi diminuta opinión Herralde es uno de los más grandes editores españoles de este y del pasado siglo, y si me apuráis... y quiero entresacar unas afirmaciones que en mi opinión son interesantes. 
Vaya por delante que el partido Podemos no es santo de mi devoción, pero ahí va el comentario.

Aparte, bien es cierto que la cultura en este país es casi motivo de burla o de escarnio o de debilidad que es como se ha visto siempre y después de que ganaran los "buenos" la Guerra Civil ("¡hala", ya está el exagerado..." dirán algunos pero es así, y si me apuras gritaré sarcástico "¡Qué vivan las caenas!", que es de lo que se va a tratar la campaña del repugnante partido gobernante, porque ese "Vivan las caenas" se transformará en "Lo hemos hecho por Expaña").

P. Luego vendría la Transición. Caballero Bonald dijo aquí mismo hace dos días que fue un apaño…
R. Cuando ganó Suárez todo el mundo estaba desatado, pero la gente se encontró entonces con que el país era muy distinto de como lo había soñado. Una democracia de dudoso origen y unas reglas del juego que no tenían nada que ver con estas exaltaciones soñadas.
P. ¿Y hoy cómo ve a este país?
R. Pues ahora ha habido el fenómeno de Podemos, por ejemplo, que es bien interesante, porque advierte la ira y la indignación que han causado los Gobiernos del PP y la oposición del PSOE. Hacen un análisis muy bien hecho que cataliza todo ese rechazo. Esto hasta ahora ha sido exaltante para ellos y para mucha gente, pero ahora la realpolitik ya empieza a asomar con gesto sombrío.
P. ¿Quiere decir que el sistema no va a permitir que Podemos siga su curso?
R. Podemos supone darle la vuelta a todo y por eso están vigilantes con ellos… pero no sólo aquí, sino en Estados Unidos y en todas partes. Hay toda una operación en marcha bien trabajada mediáticamente para que el suflé Podemos vaya bajando…
P. Lo que la democracia no acabó de traer a España fue una buena relación duradera del país con la cultura. En España, la cultura sigue siendo socialmente sospechosa y políticamente se la considera un lujo, un capricho.

Vaya, no había terminado de leer el artículo cuando aparece la Inquisición y la clerigalla en este país. En fin así vamos pero no os precupéis que Papá Rajoy os dice que lo hace por vuestro bien. ¡ZASKA!, otra hostia... (pringao)

 La entrevista la podéis encontrar AQUÍ


No hay comentarios: