lunes, marzo 24, 2008

Exposición de Pablo Ruiz Picasso en el Museo de Arte Reina Sofía

(Balance del que se deduce la imposibilidad de aproximación y el retranco continuo de la construcción de metáforas y líneas de pensamiento que acierten con lo que ya está dicho pintado, dibujado, en fin, construido, y que, por lo tanto, no necesita de más explicación por mucho que nos empeñemos en lo contrario).

Polucionado y rodeado
circundado picassianamente

(y en este éste cópulas de cálices como rostros
hendidos de líneas
o sólo no
desmaterializados
para que nuevo la materialización
en el propio sí de lo mismo que anda por ahí)

dibujados apenas
unos trazos
rodeado por negras y potentes y así
ojos macizos que en todo se rodean
se nutren de filigranas lentitudinales
experimentando

yotrasquenelahísurgen

la nueva visión a través
de canales mentales
colocados sobre el rostro libre
sobre los ojos.
enmarcados.

La mujer de follaje –por ejemplo, aquélla–
tan breve, enclaustrada,
arizonada en una esquina contemplando el paseo
hormigueante
de objetos-baile
y otrosí colgada suspendida

o Él
acróbata o uno de manos rodeadas de movimiento surtidos de especialidad
para que no que no
La tierra gire sino su él
De él mismo sobre el fondo de profundidad qué.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin ánimo de comparaciones, también tienes que ver la de Modigliani.
¿Conoces la película Fake (Fraude) de Orson Wells?. Si sí, tienes que ver a Modigliani; su no, tienes que ver la película y Modigliani.

Una abrazo
amigon

fonkyrock dijo...

Uno de los mayores expertos falsificadores de Modigliani es el prota de la película... ¿no?
Bueno, el bueno de Orson es un grande