miércoles, noviembre 19, 2014

Celestino, súper héroe

Celestino ha batido hoy su propio récord. Celestino ha estado trabajando más de 3 días y medio.
-Celestino, ¿cuántas horas son esas?
- ...

Me mira al pegarle un codazo por sorpresa en las costillas. Medio adormilado, con la cara congestionada por el inmenso derroche de energía empleada en estos últimos tres días.
-Celestino... ¿me escuchas?
Celestino me sonríe como embobado con algo que ha visto sobre mi frente, o eso me parece. Celestino no reacciona y vuelve a cerrar los ojos. No puede con su alma. Pasan las paradas de metro como fugaces chillidos y golpetazos.

Su chica, Mariola, trabaja en un taller de mecánica. Mariola viaja también en metro camino del trabajo y lleva un vaso de papel con un café que reventaría el estómago a un dinosaurio. Mariola bebe a buchitos y mira a izquierda y a derecha. Parece sonreírse a sí misma. Lleva un polo amarillo corporativo donde sobre el pecho derecho aparece el anagrama de su empresa. Tampoco ha dormido esta noche pero no por trabajo, sino por placer. Mariola se ha ido de fiesta con unas amigas un martes por la tarde y ha regresado a casa de sus padres a las seis de la mañana. Son las ocho y pico y mientras su chico se siente un súper héroe del trabajo camino de una cama, ella sonríe no sabe a quíén, no sabe por qué, con un estallido de cafeína en el cerebro que parece que se le agarra al cuello por momentos.

martes, noviembre 18, 2014

Le Meilleur D'Edith Piaf



Pues hacía tanto tiempo que no ponía algo como muy grande de la canción universal si algo puede definirse así cuando se habla de la Piaf, pues seguramente, si hay vida inteligente allá en donde ocupe la más insondable oscuridad de los espacios, con gran intriga escucharán a esta mujer, a la denominada la gorrión... por cierto, ya que estamos  En fin, que hace mucho tiempo que no encontraba de esta mujer, de esta artistaza una seleccción tan contundente, tan redonda, tan potente. Espero que la disfruten.

lunes, noviembre 17, 2014

Dos cositas para este lunes

Mi perro que se llama Hipo
me dice que ya está bien,
que me vaya a casa,
que ya he tenido bastante
(por esta noche).

                      *
                                     (Falsa dedicatoria para la película Papusza)

Dedicada a la Memoria,
esa dulceamarga mujer
que habita la Poesía.

miércoles, noviembre 12, 2014

El tipo aquel contó mal su chiste preferido

Tala tu verso. Impreca(cc)iones no es una medida. Una motivación para la vuelta. La fonética como medida áurea y expansible del universo. Descripción pormenorizada de lo que es rigurosamente la Poesía


Su vida es on-line. Juega al ajedrez musa-harapiento. Reflexionado en las mus/arañas (esto lo ha dicho, lo dijo y lo dirá Eurípides en sus sueños de Quevedo).

Alguien le espetó a la sardina: “Te falta puntuación, muchacho, coge uno de éstos”… “claro que caíste en el mundo de las drogas, ¡qué acaso...!, ¿no lo recuerdas?!”

(Traducir a ***, granero del gran-error. *** servía desayunos hasta que se jubiló hace un par de años. Ahora le veo de vez en cuando. Creo que lo confundo con su hermano gemelo. Es el mismo ademán, el mismo rostro. Sale del supermercado, da una vuelta. Una vez le vi con su mujer bajando la calle con el mismo rostro, cercano a la tristeza. Ha limpiado millones de barras. Ha conocido a cientos de borrachos. N(unca)o ha escrito un solo verso. Desaparecerá como todos hasta que le olvidemos de nuevo y volverá a nacer cuando no haya memoria de él)

Los buses se atascan a su paso / Siempre hay alguien que va a preguntar al conductor o se esconde tras los cristales / La poesía de Pizarnik no salvará el mundo.

Escribir con versos talados

Escribir con versos trucados

Escribir con versos marcados

De este verso no beberé / De este verso agua-cheer-leader… / Etcétera. "¿De alguna manera se podrá salir de aquí?".

“Lo siento mucho”, dijo aquel muchacho, “la poesía no es lo que ustedes quieren que sea la poesía. La poesía pervive sin idiotas que la defiendan. La poesía no es, la poesía no, no fue la poesía...".

Intentar / intensar / ser una tomadura de pelo.
El día que escribió lo que nadie comprendía ni siquiera él mismo, aquel día fue grande.
Hoy, pero muy lentamente, fue desvelado. Nadie quiso saber qué era lo que quería decir. ¿No estaba en juego la supervivencia de ninguna especie? Si no sabemos lo que nos ocurre, tal vez no nos demos cuenta de que un fin, cualquiera, un fin, está cerca.


SUBE LA MONTAÑA

DESCIENDE POR EL TALUD



estofas / estrofas / es una tomadura de pelo


A      L      J      I      B      E 

bin ban... ¡sprunk!
bin ban... ¡sprunk!

 se fue acercando cada vez más a la desaparición



Nueva Empresa en el sector Algarada

Container's Burning es una empresa que proporciona contenedores perfectamente equipados para toda suerte de revueltas y algaradas callejeras. 
Perfectamente inflamables disponen de los elementos necesarios para su uso y posterior quema si así se desea, así como de barricada, arma arrojadiza contra vehículos represivos y un largo etcétera que hará las delicias de los más radicales.
Container´s Burning posee un amplio catálogo de contenedores de diversos tamaños y texturas, así como de colores e incluso luces y elementos sónicos incorporados. Una de nuestras últimas innovaciones es el contenedor fantasma que se quema... pero no se quema, réplica de las falsas velas de cumpleaños con las que nos echamos unas buenas risas. 
Container´s Burning sirve a toda España, con descuentos especiales a lugares reincidentes como es el caso de Gamonal (Burgos). 
¡No se quede sin su contenedor. Si no tiene perras le hacemos generosos descuentos en virtud de que finalmente se consiga su objetivo antisistema!

martes, noviembre 04, 2014

El código

Camilo se ha hecho una camiseta donde ha estampado por delante un código BIDI. A Camilo se le ha visto vistiendo dicha camiseta a altas horas de la madrugada. La lleva como muy cool. No es extraño que algún jovencito o jovencita se le quede mirando, se acerque a él, le pregunte y él responda con una sonrisa de franqueza, de buen rollo, de saber estar, de absoluta confianza que esplende su rostro.
Quien pregunta se sorprende y saca su móvil al instante, y lo enfoca directamente al pecho de Camilo y vuelve a sonreír. Algunos al instante se separan de él para que siga a su rollo, o dé un par de vueltas a la pista, o pida otra cerveza en la barra. El funky sigue sonando y Camilo no pierde el ritmo, como tampoco la gente de allí que de vez en cuando echa un ojo al tipo ése que baila solo en mitad de la pista, sin ganas de hablar (o eso parece) echando los restos cuando la cosa se acelera. La diversión está asegurada. Los muchachos y las muchachas se sientan en los butacones que hay alrededor de la pista, todo muy Moloko Vellocet. Muy blanco. Muy marmóreo. Muy de tumba del pensamiento y se disponen a contemplar lo que aquel código les ofrece y es ahí donde comienza la magia de la imaginación, o el fracaso mejor, o el espejo en su espejismo, o la mirada que nos devuelve la mirada.
Camilo sigue bailando ajeno a todo aquello pues les ha ofrecido una droga mucho más pura y más dañina de la que nadie antes les había ofrecido. Les ofrece el conocimiento tal y como él lo ha visto: el más absoluto vacío, el sentido estricto de la vida que no es otro que un enorme castillo de cuerpos apilados en busca de una idea absurda de supervivencia en la desaparición eterna. O, si se me permite, algo parecido. Surge una brevísima chispa, un resquicio de luz en mitad de la negrura, una sombra y la nada. Sea el castigo más doloroso el castigo de la posesión de la inteligencia y sea ésta la única recompensa a todas las preguntas: saberse en el interior de un espacio-tiempo. Cuanto más sabemos, más y más pequeños nos hacemos y el sonido silencioso de la nada se hace más cercano y más cercano.
Camilo recuerda entonces aquella escena de aquella película de Gonzalo Suárez, Remando al viento, en la que aparecen Lord Byron y P.B. Shelley en un velero en mitad de un lago bajo una tormenta considerable. Shelley, agazapado en un extremo de la embarcación, habla a gritos con Byron. Apenas se escuchan y Byron decide exponer su idea de la existencia con un pie sobre el borde de la proa. "¿Qué hay antes de la vida...? ¡Horror!...¿Qué hay en la vida...? ¡Horror!... ¿Qué hay después de la vida? ¡Horror!... ¡Horror, horror, horror!".
Y con esto se cierra el video de unos pocos minutos de Camilo.

Pluviales

Tras el estupendo chaparrón durante un par de horas en la madrugada, tras los ríos que arrastraban todo tipo de papelillos, colillas y detritus varios, llegó la calma. Al asomarme al balconcillo contemplé, allá en lo alto, en lo más alto y profundamente azul, unas estrellas gordas como chinches.


martes, octubre 28, 2014

Gsús Bonilla presenta su exposición de ilustraciones irracionales en el Vergüenza Ajena

Mi querido Gsús Bonilla presenta, dentro de unos días, el día 1 de noviembre, su colección de ilustraciones en la calle Galileo, 56, en el bar Vergüenza Ajena, donde tienen lugar también los jueves los encuentros con la poesía, a cargo de otro buen amigo, Pepe Ramos. Os dejo las palabras de Gsús para que si tenéis a bien, os acerquéis a comprobar que es cierto lo que veredes llegados allí. 

"Queridas amigas y queridos amigos, os animo a que, un día cualquiera en las próximas semanas, hagáis una pausa en vuestro ajetreo diario y visitéis la Librería-Bar Vergüenza Ajena (c/Galileo, 56); mi sugerencia es porque tendré expuestos, en las paredes de este local de Madrid, una parte de la serie de ilustraciones irracionales: LA IMPECABLE ACTUACIÓN DE LA POESÍA PARA REDUCIR A UN HOMBRE, del 1 al 28 de noviembre. Si bien, el próximo sábado, día 1, a las 20:00 h, tendré la alegría de presentaros la exposición a la que he dedicado una buena parte de mi obligado e indignado tiempo ocioso. También, en este mismo encuentro del próximo sábado, la poeta María Ángeles Maeso y yo ofrecemos una lectura de poemas de nuestras últimas publicaciones. Ojalá pudieseis venir este mismo sábado o visitarla cuando os parezca mejor.
Besos y abrazos."

Y aún queda esto:

"LA IMPECABLE ACTUACIÓN DE LA POESÍA PARA REDUCIR A UN HOMBRE o el léxico del rotulador, tiene la intencionalidad de añadir un algo de bactericida a la herida de la realidad. A medio camino entre la chanza y la ocurrencia se encuentra la digitalización de la tinta, pero también está esa sentencia breve que en numerosas ocasiones nos ofrece la poesía entorno al aforismo y que nos invita, de un modo u otro, casi siempre con ironía, a encaminarnos hacia la reflexión. Esta serie de 44 ilustraciones -18 de ellas conforman esta exposición- están recogidas en un libro de pequeño formato donde se versa y conversa sobre unos cuantos asuntos, posiblemente comunes a todos, publicado por la Asociación Cultural (Sin ánimo de lucro) Umbrales, en abril de 2014; algunas de ellas, en estos últimos años, han formado parte de fanzines, revistas digitales y antologías, o libros colectivos de poesía. Concebidas entre mayo de 2011 y mayo de 2012, periodo en el que afloraba el movimiento 15M, con consignas como la recuperación del espacio público y el pensamiento crítico. 

Los originales (Tinta sobre papel ahuesado en formato 297x210mm) expuestos estarán a la venta durante el mes de noviembre al irrisorio precio de 60€, además van acompañadas con el libro de regalo.

Si sentís curiosidad por ver de que trata la expo, aquí os dejo el enlace, de la versión digital para descarga gratuita, de LA IMPECABLE ACTUACIÓN DE LA POESÍA PARA REDUCIR A UN HOMBRE:http://www.meandocontraviento.com/?attachment_id=234"

martes, octubre 21, 2014

Presentaciones

            (un poema que escribí hace ahora unos 20 años aproximadamente. Que nadie se llame -ni apellide- a engaño. Es un acto de nostalgia insobornable.)


PRESENTACIONES

¡Hola! Pues bien, 
abro la ventana...

¿Qué quién soy?
¿Debo sacar mi DNI,
en su defecto Pasaporte?
¿Acaso el mundo no me reconoce?
¿Acaso he de disfrazarme de número y
salir vestido como en la foto,
con la misma perdida sonrisa,
los ojos clavados, ausentes en el infinito?

¿Ustedes me reconocen?
¿Debo alzar la ceja en actitud condescendiente,
salir desayunado, ayudar a un viejito,
al ciego de la esquina,
demostrar así ser buen ciudadano?

¿Ustedes me entienden?
¿Puedo andar con el ritmo perdido
sin guardar las formas,
tropezarme y caer sucintamente al charco
aguantando el mar que en mí
se desdobla o se detiene?

¿Ustedes me soportan, me espían?
¿Puedo o debo hablar solo,
demostrar mi esquizofrenia ante notario
o acariciar a un ladrillo como a un perro
o seguir el matojo de líneas amarillas
en un cruce, en la Gran Vía,
interviniendo, con grata educación, el tráfico?

¿Ustedes me desean, me quieren?

Descifrar ojos de mujeres, aliento de bocas,
felpuditos cansados de tanto trabajarse al mismo hombre,
o en su circunstancia, al cadáver
que todas las noche se queda zombie
entre sábanas-lápidas
y estrellas que no escuchan...
les doy sólo una oportunidad para oler mi cuerpo,
sentir mis manos, acariciar mi espalda,
o en su defecto morderme y probar
esta sangre que versifica con palabras obscenas,
¡pero respeten esta serenidad de acueducto!

¿Ustedes se acordarán de mí?

Pues no, pues gracias, pues vale.