domingo, enero 08, 2023

Los ojos de la noche

Paseo por la Casa de Campo.
La luz propia de la ciudad se refleja en el cielo cubierto de la noche creando un sucio sombrero de luz. No hace falta luna para que parezca una noche ártica, aunque desconozco experiencialmente dicha noche. 

martes, diciembre 27, 2022

Larra 2022



Habiendo leído el artículo La Diligencia... ¿Sabéis que se utilizaba pasaporte para salir de Madrid?












Una vez hecha la fotografía, me levanto del saliente al pie de la estatua, y me incorporo a la multitud, multitud fractal que con la renovación de la Plaza de España y la calle Bailén a su paso por el Palacio Real y frente al Senado, es de una masa apretujada, borboteante, como grumos espesos de abrigos, adornos navideños, rostros y risas que se empujan en ocasiones, que poco a poco avanzan, reptan por entre las cicatrices de espacio por las que se puede avanzar, pues todo ello es compacto y casi uniforme.) Pues bien, como decía, una vez hecha la foto sigo a un grupo de jóvenes que han comenzado a hablar del escritor romántico y es curiosa y acertada su conversación..., su pertenencia a un tiempo, su molestia vital, su suicidio...)

miércoles, diciembre 21, 2022

A los muchachos

Los chicos & las chicas

todo ese mundo que envidio y me rodea

no sé si se dan cuenta o pasan 

de la mierda de mundo 

que van fraguando 

aquellos que ya pasan de cuarenta o de cincuenta y tantos

años, coños, lodos, miserias y quebrantos 

Un documental sobre la "isla" de Cartagena 

esa Murcia que parece una abuela vieja y resabiada,

limpian barcos...

en Filmin te lo muestra,

años 80. 

Chicos & chicas 

trabajando desde los 14

el padre les dice al tajo

y ellos & ellas 

aparecen, surgen, bebiendo cubatas, hablando

de jachís, drogas, ese ángel de Klee llamado Heroína

caballo blanco o hada inmaculada

currando desde los 14 

tú a currar / recuerdo a mi propio abuelo 

preguntando qué hacen estos que aún no están trabajando

refiriéndose a mis hermanos 

qué hacen estos que aún están,

esa mentalidad de quién es el esclavo, la mentalidad del señorito 

que tiene perras, etcétera. 

y ahora me vienes tú y me cuentas qué es lo que no se ha conseguido

y que ahora hay más belleza 

a pesar de que los chicos están mal, como cantaba Topo 

y no le faltaba razón, ya te digo 

pero ahora es que tienen de todo, los que tienen de todo, 

y los que apenas tienen quieren eso mismo que 

lleva apagado demasiado tiempo.

No hay nadie que luche por una hebra de canción, 

hasta la tranquilidad de espíritu se comercia 

en salones apropiados. 

La muerte, el deseo y el placer se nos sonríen desde una esquina,

la felicidad se parece a un partido de fútbol,

todo no ha cambiado nada 

y el sueño solo se vive mientras permanecemos dormidos.




miércoles, julio 27, 2022

Mis vacíos (Las últimas 4 fotografías son en Madrid, las demás en Barna)


 Vacío 1                                                Vacío 2








Vacío 3      


Vacío 4
Vacío 5

Vacío 6



Vacío 7


Vacío 8

Vacío 9





Vacío 10


Im 02

Presentadora en el recital-concierto-casi tertulia-performance de Cronopios, al principio del evento, en Barcelona, junto a la sede de la CNT, por ejemplo. 

 

Imágenes del verano

Agua con gas italiana en la Fundación Joan Miró y dos cuadros de Joan Brossa 



 

sábado, junio 11, 2022

SECUESTRO

 SECUESTRO


Un buen día el dueño de un perro sale a pasear con su perro, pero el dueño del perro se ha dado cuenta de que ha secuestrado a su propio perro, el perro nunca se dará cuenta de que ha sido secuestrado por su propio dueño, pero su dueño sí que sabe que secuestra todos los días a su propio perro lo saca a pasear luego lo devuelve a casa le da de comer algunas veces hasta lo baña y vuelta a empezar al día siguiente por la mañana muy prontito vuelve a secuestrar a su perro lo saca por la calle el perro hace sus necesidades y vuelve otra vez a casa pero un día el perro... un día el perro se dará cuenta de... se dará cuenta de... no sé. Al final se dará cuenta de... ¿o NO, NUNCA se dará cuenta de que ha sido secuestrado todos los días, 3 veces al día, por su propio dueño? 


Se dará cuenta de... o no se dará cuenta de... jamás se dará cuenta (y es que jamás nos damos cuenta de ciertas cosas que, pese a que ocurren todos los días, nunca nos percatamos ((¿he dicho, he escrito percatamos?)) de que hemos sido secuestrados por alguien o por algo y lo adecuamos a nuestra realidad y así es como caminamos erguidos.

Cómo odio los puntos suspensivos 

lunes, mayo 09, 2022

El bar en el que todos los camareros eran anarquistas...

Como sigo creyendo en esto de los blogs, voy a dejar aquí unas cuantas cosas con el ánimo de encontrármelas de vez en cuando, que me saluden, metafóricamente hablando, y que así pueda recordarlas una vez vuelva a bucear en este mi blog. 

https://cadenaser.com/2022/05/09/el-poemario-de-titulo-imposible/#comentarios?prod=REG&o=BASIC

Lo anterior es la entrevista que se me hizo el viernes para la SER de Ávila luego de haber publicado el libro y con la presentación hecha en el Episcopio, lugar muy adecuado para esto de los fastos literarios y demás. Marchamos poco después a la Feria del Libro y allí al día siguiente con un fresco helador, muy propio de las tierras castellanas, nos pusimos a vender como locos libros en la caseta que el Ayuntamiento había procurado para los editores y escritores independientes de Ávila. 

Un saludo y fuerte abrazo a los que compraron libros, y en especial, el mío, que así hago para sacar otro, porque esto es síntoma de que gusta, divierte, o donde podemos encontrar hallazgos y encuentros que nos llenan y nos mantienen despiertos, en posible y siempre vital búsqueda. 



martes, abril 05, 2022

Fotografía

        Con lo que disfruto últimamente también es con los comentarios sobre la fotografía que he estampado en el libro publicado recientemente con mis poemas.

No puedo salir más viejo, más anciano. Con una luz fluorescente detrás, un autorretrato firmado por este que escribe las entradas en este blog. 

Nada más y nada más. Salir mal, salir feo, salir viejo, cascado, mirada al frente, perdida en un punto que no es punto sino que sencillamente se ha decidido desviar prudentemente la mirada del ojo de la lente que nos observa sin vergüenza, sin garantía de nada, sin escrúpulos. 

Ahora ese ruido Portishead de hace más de 25 años en casa de, me trae recuerdos cuando era joven y curiosamente no sabía que lo era. Que es lo que suele suceder al mayor número de mortales.


(También he visitado las fotografías de Graciela Iturbide, y sus retratos del baño de Frida, en aquel verano de 2009, en Granada)

lunes, abril 04, 2022

Dance me to the end of love

Hay miles de blogs en internet y tú ahora estás en este.

Solo puedo decirte que estás invitado a presentarte, contarme algo. 

O merodear, e incluso, si así lo prefieres, marcharte, cerrar la puerta... no, disculpa, la ventana, pues se trata de una ventana donde el exterior es este blanco que admite a algo parecido a unas cuantas hormigas ordenadas para que se reduzcan a un mensaje, a un texto que nunca tendrá un significado completo. 


Ama aunque no te amen. Haz sonreír a alguien mañana, y que tengas un bonito día. 


Nada más que decir por esta noche.

Dance me to the end of love

miércoles, marzo 16, 2022

AMBULIBRO, concurso de microrrelato y aparición del libro El bar en el que todos los camareros eran anarquistas...

Se convoca por la Librería Letras el concurso de microrrelatos Raíz Cuadrada, en el que la editorial AMBULIBRO colabora. El premio es la raíz cuadrada de tu peso en cerveza, de una cerveza artesana, como artesano es el trabajo de Ambulibro. Un trabajo delicado, con cariño y cuidadoso.

AQUÍ EL ENLACE PARA LA INFO Y PARTICIPACIÓN

Ahí es nada. 

De AMBULIBRO seguiremos informando pues formo parte de ella, satelitalmente por cierto, y sabed que es aquí donde voy a publicar mi primer libro de poesía en absoluto solismo, dentro de menos de un mes, si las circunstancias no lo impiden, titulado El bar en el que todos los camareros eran anarquistas y un hombre ofrecía una manzana abierta por la mitad y decía que era su propio corazón

Más poesía, estoque es la guerra. 

sábado, febrero 26, 2022

El viejo cajón

Bueno, ellos dicen, que llegada la edad 

no hay reparo, ni reparo ni verguenza,

solo vemos el hilo que nos conduce

hacia el viejo cajón.

II

 Recuerdo las viejas Navidades 

cuando todo aparecía en su claridad y orden.

Las luces impregnadas de esperanza 

eran como un bálsamo que reponían mi niñez

con la delicadeza de la caricia y el amor.

No necesitaba ni siquiera de la caricia del aire

ni de la luz.

Pero, ¿sabes?, ha cambiado. Un destello viejo y sucio

me cubre la cabeza, y solo la ceniza es capaz de habitarme.

No es culpa tuya, no lo es. 

He decidido naufragar. Un peso amargo y duro,

un peso de escolopendra y de agua dura 

me puede hasta hundirme.

¿Quién podrá sobrevivir a esta trampa?

Dime, amor, ¿me ayudarás?


Con toda tristeza

Me acuesto sobre este banco de madera.

Mendigo un solo beso tuyo que nunca llegará a pertenecerme.

Son las dos de la mañana, en el reloj de mi colega

ahogado por el paro y la verguenza.

No quiero mirar como si no le acompañara,

quiero abrazarle, pero es a ti a quien me debo.

Quiero evaporarme, mi pecho arde como una cerrilla. 

Tú no escribirás unas palabras en la pantalla.

Tú no me abrazas, ni me cuentas una historia en susurros.

Sé que cómo sajar mi propio corazón, no te preocupes.

No sentiré dolor, el frío afilado no despierta mi carne,

Estoy muerto. Soy un mendigo viejo que vivía de su propia canción.

Y me despertaste, nada que reprocharte, solo este frío de garra en mitad 

del plexo solar. 

No sé soportar el abandono. ¿Lo sabías? Me volveré a casa. Engañaré a quien sea, 

y volveré a casa, a mi propia casa. A la casa a la que nunca debí abandonar. 

A la casa donde solo me siento y me abrazo y me pertenezco para siempre.

domingo, enero 30, 2022

Nos ha dejado Ángel Guinda

MORIR


Morir es no volver a estar

-a la misma hora-

en los mismos lugares,

con las mismas personas.

No aparecer, cada mañana,

como esa gran luz nueva

disuelta entre las cosas;

dejar interrumpidos los trabajos,

los viajes en punto muerto.

Ajenos a los mares y a los astros.

Morir es estar quietos, sordos,

ciegos, mudos, desaparecidos,

desconectados de todos y de todo,

de nosotros también;

no regresar a casa nunca más.

No emitir ya señales,

recibirlas tampoco.

Morir es no volver.

                                Ángel Guinda



Descansa, estimado Ángel. Gracias por tu generosidad y alegría.


https://elpais.com/cultura/2022-01-31/muere-el-poeta-angel-guinda-la-vida-discreta-y-la-pasion-por-la-poesia.html

jueves, enero 27, 2022

Expresiones

Leyendo La Celestina, escrita en 1499, o por lo menos fecha de la primera edición de la que se tiene constancia, encuentro la expresión: "Las paredes han oídos" (Acto I, línea 601). 

Comprobando de dónde procede, encuentro que National Geographic habla de su origen con Catalina de Médici, ¡en 1572!

En fin, sorpresas que se lleva uno. 


https://www.ngenespanol.com/el-mundo/expresion-las-paredes-oyen/amp/

martes, enero 25, 2022

Escribir

Cuando al escribir te coge la vergüenza por el cuello y te dice "Detente, enano, no lo escribas", es cuando debes escribirlo, dejarlo reposar, y si acaso, una vez ahuyentada esa voz que solo desea convertirte en estatua de sal ante la horrísona visión de lo que crees que va a destruirte, seguir, continuar. No hay nada mejor que allanar una herida para contemplarla en su verdadera extensión, y así decir lo que muy pocos se atreven a decir o a escribir por esa voz. Malditas sean algunas voces aunque, ciertamente, muchas tienen razón. 

Otros se dedican a rellenar hojas en blanco por miedo a la soledad.

miércoles, enero 19, 2022

 




A 330 km/h, el atardecer se asusta y no entiende
(Grabación y texto realizados por Magda Casañ)

domingo, enero 16, 2022

Penélope


Un nuevo síndrome en Twitter: el síndrome de Penélope.
Abro hilo...
...
...
...
...
Deshago de nuevo el jersey
y de nuevo llegan los apuestos pretendientes.
...
...
...
Me dijo hace ya de esto tanto tiempo: "Voy abajo, al Troya, a comprar tabaco".
¿O era "buscar trabajo"?



martes, enero 11, 2022

Sueño

En sueños, el espíritu se descose las venas.

Paul Valéry

lunes, enero 10, 2022

Días perdidos en los bares & Quico Rivas

Días perdidos en los bares Ayer estaba en el Aguar, "tranquilillo" (como decía la chica que tenía el color azul de los glaciares en sus ojos) escribiendo después de haber visitado la expo de Los Esquizos de Madrid (donde aparece el bueno de Quico Rivas gracioso como el solo como uno de los caballeros de la mano en el pecho, obra de Luis Pérez Mínguez, sujetándose el puente de las gafas con la izquierda mientras sobresale por la manga a su vez otra manga de camisa a rayas horizontales y otra manga más que es una chupa de cuero negra con cierre de cremallera. Todo un tipo. Hay otro retrato y a su vez una foto donde apenas se le reconoce (¡ay!, la jodentud). Pues en esas estaba, en la del bar (mirando la calle meoyorquina) cuando me surge un pequeño y breve cuento, me alcanza o me seduce... 

Horas asesinadas en los bares 

Llega una hora del brazo de un minuto pequeñajo, enclenque y con cierta tendencia a la cojera. Al rato, un buen rato gordo, enorme y un poco timorato, pide un vino, un vino recio, fuerte con color a huida, a marcha o más bien hacia la fuga. El rato se larga habiéndose bebido el vino que se fue y surge por la puerta un tiempo que es aún más grande, más guapo, resultón, de amplia sonrisa y como boca, un enorme collar de moto de cuentas blancas. Éste hace pesas en un gimnasio, se le nota bien, donde entrena mujeres bien macizas donde dicen "no perder el tiempo". La hora se ha cansado del minuto y en este impás, que baila cayéndose entre las sillas, organizando siempre alboroto entre las mesas, la hora ha soportado a 59 minutos igual de pequeñajos, enclenques y con cierta tendencia a la cojera. A la hora de pagar, no paga, siempre se oculta entre minutos y uno de ellos accede y saca de su bolsillo un montón de segundos. 
-¡Maldita calderilla! -masculla el camarero. 
-¡No me llega!, masculla el minuto asustado ante la hora que se oculta entre todos, clientes importunos que chillan, patalean sin cojera, ante la violencia, dicen, del camarero. 
-¡No me llega, joder, no me llega! 
-Pues si a ti no te llega... estamos aviaos. ¡Todo el mundo a la puta calle! -responde dejándolo por imposible el camarero. 
-¡Qué pena que lo diga un minuto!, ¡es tan triste! -exclama el día que también se marcha, con un puro que humea en gris o de colores según... ¿según qué?



(ENTRADA PUBLICADA EL 9/8/2009)

del señor Tranquilillo (II)

La sardina y su palabra. 

Tan brillante, escamosa.
Ojitos pequeños, vivarachos,
así, después de pez, pescado.

Sardina que por el monte vas,
con tu escama pulcra,
rompes mi renegrío corazón.

Bocado diminuto,
boquita sencilla, presurosa.

Sardina, ¡ay, sardina!
Nunca perezosa.
El amor en sordina te reclama.
Te llama, te lame y te come.

Tú, cardumen,
tú, alvéolo improvisado del mar
que refrescas con baile y verdad.

viernes, enero 07, 2022

Sala Galileo, concierto

Bueno,

ayer noche estuve en la Sala Galileo en un concierto de folk ibérico, y digo ibérico porque además se encontraba, en el profuso conjunto de músicos que allí se encontraban, una vocalista portuguesa de voz prodigiosa y variada, una delicia para estos oídos de aficionado.

Confieso que llegué y escuché un par de temas (los hubo numerosos sobre la siega, la trilla, el duro trabajo en el campo, e incluso uno escrito por nuestro Federico, nuestro Lorca), y que a punto estuve de irme (no sé por qué razón me sentía a disgusto), pero estaban unos cacahuetes ahí en el platillo que decían "Cómeme", así que, a medida que fui dando cuenta de ellos, el concierto empezó a subir, a caldearse, a... y me vi sumido en un cada vez más revoloteo ascendente y sin final de instrumentos, intérpretes y... DE VOCES que eran bálsamo para estos días de silencio ceniciento y barullo mecánico. ¡Qué bailarines! ¡Qué toque de pandereta! ¡Qué entusiasmo...! ese, el mismo que nos hace estar cerca de los dioses.

Al salir, y buscar al amigo, se me cayeron los auriculares al suelo al sacar el tabaco con tal suerte que fueron a rodar debajo del coche. Una amable mujer se acercó y me dijo que había visto lo que se me había caído, y que yo seguía buscando en los bolsillos. Era todo un aviso que se podía traducir en un olvídate de los auriculares y encuéntrese usted más en la música en vivo. 

Marchamos a un bar cerca de la sala y allí se armó una buena, una vez que volvieron a calentarse los motores, esta vez se podía añadir razón diferente a la anterior. Así que algún vecino llamó a la poli y con esas ya se avisó de que la cosa podía ponerse fea, pero es que era un concierto, y de nuevo esas voces y ese derroche de ánimo y de toque. (Es más, durante el tiempo en el que estuvimos en el barecito aquel en ningún momento nadie sacó el móvil, prueba acaso de que allí todo el mundo estaba en el lugar que quería estar, en el momento y con la compañía más estupenda, deduzco, por supuesto. Y esto último no es una exageración, lo siento para algunos de aquellos que se definen multitarea.) 

Llegada la madrugada, nos fuimos (se fueron) con los instrumentos a otra parte y espero encontrarlos en alguna que otra parte más, porque la vida lo requiere.


jueves, enero 06, 2022

Una infancia, que no recuerdo

Justo me han despertado las voces de dos pajes que discutían en la calle. 
Concretamente, la paje tenía un voz bonita y por ello me ha hecho saltar de la cama, dirigirme al salón, abrir las puertas del balcón y soportar el frío, acodarme en la barandilla, mirar hacia abajo y descubrir, en la esquina, frente al restaurante, a la voz hermosa, con un apagado pero elegante abrigo negro, los brazos cruzados sobre el pecho y larga melena oscura (acertaría si dijera con botas de caña alta), y que giraba sobre sí misma mientras asumía la voz (sí, ahora, justo ahora) del otro paje un punto más nerviosa, más afectada.
Así que creo que he vuelto sobre mis pasos buscando mis regalos, no sé por qué, y me he sentado luego de no haber encontrado nada (por supuesto), y he escrito: suenan la cinco de la madrugada en el reloj de pared del vecino de arriba, musicales, espaciados, occipitales, contundentes.  

De lo demás, ni recuerdo. 

domingo, enero 02, 2022

Un catalejo

A las 5:22 me puse a escribir un texto, el primer texto después de las campanadas, pero se ha quedado en blanco, un blanco que parece invitar a la ausencia de deseos o de peticiones por si no fuera a cumplirse ninguna en el caso de..., pero también implica amplitud: todo puede llegar aquí y todo puede vertebrarse lentamente, a lo largo de este año, que como una caja acogerá todo tipo de cosas materiales e inmateriales. 

Resulta también un catalejo en el que se ha ido ampliando cada vez más el campo de visión y así se ha llegado a un blanco en el que ya no hay forma definible, pues lo contiene todo a pesar de que se ha diluido completamente la imagen. No sé para qué mirar al futuro con un catalejo, si para nada me siento pirata, ni ganas de ello, por cierto; no sé qué sentido tiene escudriñar el futuro con lente con la que se nos acerca no una imagen sino el tiempo que hay más allá; no sé por qué razón aventurarse en el océano de mañana donde podríamos apreciar otros barcos, algún que otro pez volador o la aleta caudal de un enorme cetáceo o de una ballena rompiendo la monotonía de las aguas, o nada de eso: una calma chicha, una piel rizada por el arrullo del aire, la enorme piel de un ser que pronto nos engullirá si no dejamos de molestarlo con nuestra voluntad de autodestruirnos para nuestro propio placer... y no nos servirá ningún catalejo pues ya nos precede una singladura que, mejor o peor, se encuentra jalonada de hechos propiamente humanos, ¿para cuándo una batalla vencida contra aquellos que piensan que se debe dominar a la naturaleza cueste lo que cueste? ¿para cuándo saber que hemos fracasado en el intento de ser más que la propia naturaleza, y que esta continuará cuando se produzca nuestra extinción por cualquier causa? ¿para cuándo conocer nuestra ínfima pequeñez y rescatar la religión que nos reúne con la madre tierra?

jueves, diciembre 30, 2021

Deseo

Lo único real entre tú y yo 

es 

mi deseo. 


(Y ahora pienso 

si esto es 

políticamente correcto)


El amor es la construcción 

básica

del amante.

Es un periplo 

de espinas 

en un mar tranquilo.

Si cabe,

algún día 

o cuando este expira

una relación biunívoca.


Una vez que se asienta 

puede llegar una fragante tormenta 

que confunda los sentidos para siempre.

El barco se hunde 

y te das cuenta de que 

era 

sin lugar a dudas

un barco que navegaba solo

sin capitanes ni grumetes.

lunes, diciembre 20, 2021

F. Hölderlin, por Helena Cortés Gabaudan. En la Juan March.

Hölderlin, como sabéis uno de los mejores y de los más grandes poetas que en el mundo han sido.

Una charla clara, brillante y muy clarificadora sobre la vida, la obra y el pensamiento del poeta. 

https://www.youtube.com/watch?v=Z7syAxNQUiw


jueves, diciembre 02, 2021

DFW


 Acabo de terminar este libro. ¿Alguna sugerencia? ¿Comentario? 
También en Twitter no me he cansado de ver la explicación de lo que podríamos llamar la constancia del escritor en boca del magnífico Stephen King. 

Un saludo

Te he reconocido

Te has tatuado en el tobillo la marca de luna

de aquel cristal donde apoyamos nuestras 

espantapájaras cabezas.

Íbamos dormitando 

de camino a casa recienborrachos, 

estrenados 

en la dulce y metropolitana intermitencia 

de caricias & besos

casi adolescentes. 

Hiciste una voz a la marca aquella,

un clic y una mirada. 

Comprobar.

Salvar. 

Volver a dormir. 


No recuerdo ni cómo, ni cuándo llegamos ni por qué. 


Simplemente al otro lado del vagón te he visto esta mañana. 

Arriba la niebla 

nos había borrado antes los rostros, pero tu tatu

permanecía liviano en aquel tobillo,

y aquella risa fresca.

Simplemente 

al fondo del vagón...

lo he reconocido.



martes, noviembre 09, 2021

Capítulo 1

 El señor Putorrollo ve series rollo todos los días, dale que dale al rollo, pues una vez que has leído una serie de rollos puedes escribir series y otros putos rollos que el señor Putorrollo se traga como el Yatekomo, tomate Apiscoño y la puta desgracia de mundo que estamos construyendo mientras deglutimos nuestra propio puto rollo, nuestras idas de olla-rolla y todo ese mierdeo que se repite hasta la saciedad. Esta es la moda y esta la herida, este es el color y esta la basura, este el corte de pelo y este el pelo en la sopa. 

Seguimos haciendo lo mismo que todos los días, menos mal que los curritos dejan de ir a trabajar. Prefieren vivir de las sobras y cultivar su mirada. Ese es el futuro. El futuro es la paciencia y la contemplación. La mirada y la luz. Sin ansiedad no sois nada, explotadores. Comeos la piel de la naranja e id de vacaciones a cualquier lugar del mundo, nunca alcanzaréis el exxxxxxtremecimiento de sentirse 

                SIN ANGUSTIA SIN ANSIEDAD Y SIN MIEDO

lejos ya de la propiedad y del dinero y sin putosrollos al llegar a casa para olvidarnos qué rollos hemos hecho para seguir recibiendo otros putosrollos manufacturados, envasados y empacados y entregados en tiempo para la deglución conveniente 

pelos en la sopa, manchas en la piel, mal olor en la carne, golpes en la fruta

                la revolución debe ser mental 

y dejaos de chuminadas de viajes al espacio con gravedad 0 

cremas de rejuvenecimiento y criogenización de tejidos 

vamos a morirnos como ratitas presumidas por haber alcanzado la absoluta conciencia de ser lo que somos 


un aulllido interminable e inaudible en la absoluto y eterno latido del universo. 

Este es mi sueño de hoy. Duerme profundamente, caballo de polietileno.

La sonrisa es vibración. La alegría es vibración. El agujero negro es vibración. El amor vibra como una supercuerda. Me he dejado el tabaco en casa. Recuerdo a mi ex y me excito como una máquina ahogándose antes de escupir un botellita de agua. 

Un enorme laboratorio es mi cabeza. Grifos, pipetas, tubos de ensayo, el olor semifétido del último experimento realizado por unos adolescentes que luego se irán de botellón y respiran hormonas como cálices henchidos en vez de contagiarse de las miasmas adultas de regurgitados emplastes adultos. 

Se me ha activado el Jitsi por error. Por favor, verifique su conexión.

Contraseña: Escritura Automática.

Usuario: Putorrollo.

miércoles, noviembre 03, 2021

Runers borrachos

 

Runners borrachos
Se levantan de su banco a por 
Otra yonki lata para hidratar
Su vida y su autocompasión.

Runners borrachos desaguan
En el barrizal
Donde los alcohólicos clásicos 
Diarrea y planto
Han dejado su flor.

 Me pregunto si los profesores de secundaria son niños tristes

Marion Thieme & Antonio Santamaría Solís

Vuelven los saraos, y este, no os quepa duda, no os dejará indiferentes. Plenamente recomendable por su diferencia y su capacidad de generar nuevas energías. Por su riqueza en cuanto al contenido y a la puesta en escena. A la capacidad de extrañamiento. Dejaos llevar por el quehacer de esta pareja, Marion y Antonio, y aparcar los bares y darle pasto a las neuronas que agradecerán un encuentro con esa luz afortunadamente inextinguible. 
Un saludo para todos, y abrazos de un noctívago insurrecto. Os dejo con la info.

El próximo viernes 5 de noviembre se clausura la exposición de Marion ("Nocturno") en el CAM, C/Galileo 52.  Aprovechamos la ocasión para presentar la plaquette con poemas de Antonio e imágenes de Marion editada este año por Del Centro Editores. La información la tienes en este correo. Nos encantaría contar con tu presencia. 

Presentación de

LA PALABRA ORIGEN

Indicios 

POEMAS INÉDITOS  DE

ANTONIO SANTAMARÍA SOLÍS

CON IMÁGENES DE

MARION THIEME

La palabra origen. Indicios. Poemas inéditos de Antonio Santamaría Solís, imágenes de Marion Thieme. Del Centro Editores, Colección Tríptico Nº6, Madrid, 2021. Tirada de 100 ejemplares numerados y firmados por el autor y la ilustradora, realizados en forma artesanal, en papel Fabriano de 160 g, cosidos, 16 p. ISBN 978-84-122687-5-1.

COLECCIÓN

TRÍPTICO


destinada a mostrar un panorama de la poesía y del arte contemporáneos españoles.

Tres poemas inéditos de un autor acompañados de tres imágenes de un artista plástico.

Participan

Claudio Pérez Míguez, editor

Marion Thieme, autora de las imágenes

Antonio Santamaría Solís, autor de los poemas

Viernes 5 de noviembre, 20 h

Entrada libre y gratuita hasta completar aforo

                         

cid:image002.jpg@01D367C4.E35ADC70

MUSEO DEL ESCRITOR

lunes, noviembre 01, 2021

Una habitación propia

Recomiendo vivamente la lectura de este libro, si no lo has leído a qué esperas... si lo has leído, merece la pena leerlo por segunda o tercera vez. Un relato sobre el feminismo (para los que rehúyen el feminismo, ya sabrán por qué es necesario) y la recepción del arte como pocos, con una calidad humana incomparable, aparte de su estilo reposado y analítico, y sus extraordinaria píldoras de ironía que no es que lleguen a sarcasmo, porque Virginia Woolf no lo necesita. Simplemente es capaz de acogernos a todas con su enorme, inmortal prosa. 

domingo, septiembre 05, 2021

Creerse vuelo, mas no pájaro


para atravesar una pared
lo saben fantasmas, alquimistas y 
algún que otro poeta despistado,
debe usted desatomizarse
para reunirse de nuevo
(no hay Demócrito que valga).

Permítanme que intuya 
que podría resultar similar 
a entrar en pared o en muro y transformarse
creerse pared sin ser pared,
su historia, antecedentes, arqueología...,
deshacerse,
pues paredes hay muchas y usted,
mal o bien que le pese, 
será único hasta el día que la palme.

Atravesemos espejos
con guantes de lavar los platos
y descendamos al inframundo 
de la mano de Cocteau
y de su Orfeo.

(Con esa unicidad que se supone 
a la conciencia de sí.
Está por demostrar que no sea reflejo de un reflejo
y así, una conciencia en el centro de dos espejos que se observan,
uno frente al otro
en la gris habitación del triste hostal abandonado).

Es, ¡apuradme dioses!, igual que volar.
Volar, volar..., se aprende finalmente,
solo con creerse aire o vuelo, 
nunca pájaro.

viernes, septiembre 03, 2021

Granada 


Se oye una fuente
susurro del agua de la noche. 

Se oye una fuente, el rasgar del cielo, una aeronave. 

¿Habré llegado tarde? 

Es guijarro 
canto
el suelo la rodada de la máquina burbunea.
 
La misma fuente 
en la que lavaba 
sus brazos la mujer del ascua. 

Los niños juegan a azuzar sombras.

jueves, septiembre 02, 2021

el pueblo necesita un verso secreto y suyo para despertarse siempre con él y lavarse con su sonido: una ola de pelo castaño, con rizos de lino... Ossip Mandelstam (1937)