viernes, septiembre 20, 2019

La Poesía

A nadie le gusta la poesía, porque a nadie le gusta la verdad.
La verdad, la que late, la que vive, la que refleja el espejo día a día vuestro rostro,
la que os enfrenta a las desgracias y a las alegrías, a la casa recién encalada y a la recién destruida,
a la guerra y a la alegría de los parques cuando se llena de la primavera blanca, soleada,
la de memoria y amapola,
la que os sumerge en el lodo nutriente que como ninfea os alimenta,
la que os depara lo fugaz, el instante que se enmarca para luego por completo desaparecer

(observa qué mierda es esta la de las palabras-lápida, las palabras comodín, las palabras-a-cuestas-toda-la-vida, aquellas que se encuentran en las máquinas de expendedoras de batidos, refrescos, energéticas, con sus diminutas bolsas de aperitivos y su petróleo y su polímero, sus gasificantes, conservantes, edulcorantes, palabras-cementerio donde han enterrado a las palabras pues deben empezar con las palabras para acabar con los vivos, las palabras que no provocan malestar en aquellos los adalides de las palabras, las palabras de aquellos que utilizan palabras hermosas como radical... como si escupieran, recriminaran,
la palabra Radikal-Heinrich Heine, por ejemplo que es un ácido graso,
qué gran papel la apropiación de las palabras
los grandes políticos de este tiempo han devastado, han desollado a las palabras como ya hizo un Goebbels con vuestro marioneta rodolfohitler, ¿recuerdas Adorno? la canción tantas veces repetida pues ahora deben de alzarse con otras muy inglesas muy coliving, muy empresa colaborativa, muy de lanzamiento, y el capitalismo lee todas las noches los diarios de Goebbels como la biblia del buen samaritano que no deja su espíritu en su zona de confort,
las palabras-bonitas, las palabras de amor y caricia, las palabras de un cuerpo pequeño arrojado a la playa como un saco de berzas pútridas porque su cuerpo apesta, el trozo de carne que no consiguió llegar a la costa, apesta, ¿lo sabes?, mételo en tu casa le digo, mételo en una de tus casas, en tu casa de la costa azul, de la casa de manjatan, en el ropero de tu mujer en nuevadeli, mete ese saco de berzas que cada uno de tus empleados ha olido, ha probado para ti en tu casa)

La verdad del ser humano, de nosotros y vosotros,
la que compartimos y la que escondemos por miedo a que se despierte y nos llame por nuestro nombre más oscuro.
A nadie le gusta la poesía porque la verdad a nadie le gusta.
Aceptar el tiempo como una condena, o como un nuevo florecimiento que implica deshacerse de uno mismo otra vez si eso acaso fuera posible, si eso acaso fuera, no, no es posible...,
el que un hombre al fondo de un bar le suelte a su mujer, a su pareja, o a su amiga que acaba de tomar un trozo de papel entre sus manos
y que le ha extendido un poeta callejero
sí, que le ha extendido un poeta callejero
que recién ha entrado por el umbral donde yo fumo
fuera y dentro, justo en el umbral donde yo fumo y
donde aguardo las reacciones de la peña,
donde espero divertido ciertas reacciones de aquellos que comen y beben en aquella estrecha tasquilla del centro,
bien vestidos, arreglados un día de domingo, un tanto de provincias, disfrute y amistad, y sonrisas,
junto al viaducto de esta ciudad capitalina
en un lugar desde donde Baroja escribió la degradación de la infancia y el ser humano hace más de 100 años,
en una pequeña tasca, estrecha y profunda donde al fondo se ve a una pareja acompañada
por unos amigos más,
al fondo, entre el olor a la parrilla, entre el olor a chorizo y a morcilla a vino tinto, a sangre gorda, tinta de morcilla y roja, que parece engordar el paladar, mientras que yo observo el paso cansado del poeta callejero que se ha colado como una sombra en aquel bar del centro, una sombra demasiado humana en aquel bar del centro, la imagen sigue persiguiéndome desde entonces por eso escribo lo que ahora me dicto a mí mismo,
y el poeta callejero entra, reparte unas cuartillas, algunos, pocos las rechazan, otros ni se dan cuenta de la existencia de poeta, cuartillas, sombra, abrigo,
y al fondo aquel hombre
mientras ella acoge entre sus bonitas manos y sonríe,
alta, rubia, hermosa y tranquila,
la niña-cuartilla,
y él, que se ha fijado en el papel como si fuera una amenaza,
le suelta:
"no leas eso que te volverás loca".


miércoles, septiembre 18, 2019

Vuelve POÉTIKAS

El próximo día 27 de septiembre tendremos un nuevo Poétikas en La esquina del zorro
Dirigido o coordinado por Gsús Bonilla, en el cartel aparecen las personas que leerán, recitarán o presentarán sus obras para el solaz de los allí presentes. 

Una nueva cita con la poesía en Vallekas, como debe ser. 


martes, septiembre 10, 2019

Preguntas

¿César Vallejo es para el mundo anglosajón el mejor poeta en español del siglo XX?

lunes, septiembre 09, 2019

Gentrificación de Lavapiés (poema rítmico-vacilón)

De cómo un tal don Gobierno,
cualesquiera que este sea,
atado de pies y manos por las grandes fortunas,
vendió la gallina de los huevos de oro
una noche y al amanecer de un día.
Entonces al esprintar los meses,
diose cuenta de que se había zampado la gallina, al gallo, a su hermana y a su tía,
y que en su propia casa ni comer, ni beber, ni holgar podía,
por lo que tuvo que irse extramuros a vivir
del malcurrillo temporal en el que solo día a día bien sufría
porque le faltaba el aire, aquella calle, sus gentes, la alegría.

-¿Qué has hecho don Gobierno
que tu puerta abriste a don Dinero
que ni corazón ni alma tenía?
-
-¿Qué hiciste?
-
¿Pensaste que era buen negocio
pero como irisada pompa te cameló
y estalló tan jabonosa
que ni lavarte pudo tu mala vergüenza,
tu insania, tu hambre,
tu codicia?
-
-¿No escuchaste
que doña Usura venía de la mano de don Dinero
calle arriba, calle abajo
por tu barrio tan bonito, que de noche esplendía a pura vida
y por el día de colores se llenaba y se nutría?
-No.
-Eres tonto.

Ramón y Cajal y la casi destrucción de su biblioteca

Ayer leí en ELPAíS una noticia sobre la casi destrucción y la dejadez en cuanto al legado del premio Nobel Ramón y Cajal.
Menudo desastre.
Y podría seguir escribiendo sobre ello, pero cualquier cosa  que diga va a ser fruto del cabreo y mala leche con lo que mejor es callarse. Así no alimento a la bestia.


jueves, septiembre 05, 2019

Perros pequeñajos

Después de ver la película Paterson de Jarmusch, me hago la siguiente pregunta:

¿Qué les pasa a los perros pequeñajos con los poetas?

Me explico (atención Spoiler):
En la película de Paterson, el perro, pequeñajo e inglés, que en la película se llama Marvin, el cual recibió posteriormente un premio por su interpretación (Premio Palm Dog), devora, destroza, reduce a la mínima expresión el cuaderno ("Cuaderno secreto") donde Paterson, el personaje principal, escribe sus poemas.
(No sé si fue Valèry quien dijo que un cuaderno donde se escriben, o donde se recogen los poemas debería sufrir los embates propios del uso; es decir, que si se tiene que deshojar, se deshoje. Si tiene que perder sus pastas que las pierda).
De la identificación directa entre personaje y ciudad (aparte de que William Carlos Williams fuera de esta misma ciudad, como lo fue Allen Ginsberg) podemos decir: ¿hasta qué punto un poeta puede ser la ciudad o una ciudad puede ser un poeta? ¿El pulso, el latido, la mirada de una ciudad, su corazón o sus tripas son elementos a tratar por un poeta? Leamos pues, por ejemplo, algo de situacionismo y nos daremos cuenta de la importancia de esta, ya desde Baudelaire y de la aparición de la burguesía urbana -así como del personaje del flanêur- de la ciudad como un ser vivo en sí.

Y, por otra parte, el perro que ladra de manera furibunda hacia el busto de César Vallejo cada vez que pasa por delante de él.

La Asociación de Perros Pequeñajos (APP) contesta:
La utilización del término "pequeñajo" es ofensiva, pero ante su pregunta solo podemos decir que dos perros pequeñajos no representan el conjunto de los perros pequeñajos por dos más una (1) razones:

  1. Somos muchos y dos son una muestra ínfima, por no decir pequeñaja.
  2. La mala hostia que bien puede tener un Dogo, por ejemplo, la tenemos concentrada en en este cuerpito que nos ha dado la naturaleza, que es sabia, y que por algo será. 
  3. No nos sentimos especialmente furibundos contra los poetas. Entre los perros, ya sean pequeñajos o no, hay perros de todo tipo: perros pastores, perros policía, rastreadores, perro que fuma, guía, antisistema o perros-flauta, etcétera, e incluso perros-poeta como fue el caso de...(2).
  4. Nos haría mucha gracia el que se nos considere "Antipoetas" pues así nos encontraríamos más cerca del gran antipoeta Nicanor Parra.

(1) Según la APP, al igual que el 13 se considera número de mala suerte para el ser humano, el 3 es para los perros. (Aunque no queda muy claro si es solo para la APP o para el conjunto de todos los perros).
(2) La hoja siguiente se ha extraviado. 

martes, septiembre 03, 2019

Murió Rayo, el perro de mi altura, herido de un balazo de no se sabe quién.

"La violencia de las horas"

Cerca de la aurora partiré llorando; 
y mientras mis años se vayan curvando, 
curvará guadañas mi ruta veloz. 
Y ante fríos óleos de la luna muriente, 
con timbres de aceros en tierra indolente, 
cavarán los perros, aullando, un adiós.

“Sauce”


César A. Vallejo 


A mi amigo César
le hiciera gracia que un perro chiquito, orejitas y hocicudo
le ladrara cuando saliera a pasear.
Culebreando se acercara a él
y llegando por un hueco del bajo vallado
se colocara a su diestra y le ladrara,

o bien, llegado a su enfrente,
con las patas cortitas bien dispuestas en el suelo
pusiera su fauce contra la cabeza del cholo
para recriminarle no sé qué acertijo,
no sé qué discurso entre ladridos,
no sé qué palabras milenarias;
y él, con ese rostro, sentado, 
sobre la piedra negra de la blanca piedra, 
mirase el costado de la luz,
la frente del solitario sol que ya se pone
hasta que se desvalaza en hilos
de diminuta sangre y se sumerge.
El perro pequeño, bravo, hocicudo,
quisiera hablarle, contarle de mamífero a mamífero.

Ya su ama lo recoge.
El silencio de la noche.
Abre un libro,
échate a andar.

lunes, agosto 19, 2019

Dos

un solo poema de
william carlos williams
es suficiente para apartaros
de este tráfico constante
apartarte de la fila
respirar un solo momento
seguir con la tarea

*     *     *

envolvemos el mundo en un plástico film
como un melón abierto en sazón
creyendo que durará otros cientos de años más
en busca del milagro de la conservación
¿regulas la temperatura de la nevera?
¿has comprobado el deterioro de las puntas?
si lo comes, ya pútrido,
ni siquiera será capaz de nutrirte:
es el único alimento que te queda y
te envenenará las entrañas.
En una lenta diarrea,
ser humano frágil
te irás por el inodoro
como por ensalmo

miércoles, agosto 14, 2019

Ante una entrevista de Sergio C.Fanjul ¿sin ideas?

Anarcosindicalismo 1.0

He escrito Durruti.com 
y me ha aparecido una página en construcción
en utopía

nudopía
inópica
en la no-nada-nudo de Internet

querrá decir

ocupar el blanco espacio de la red
(aquí podría escribir, dando rienda suelta a mi imaginación,
miles de metáforas con el camino como motivo)
(podría decir que descubrí, entre EM y SAdG
que mi vida se ha convertido en un camino para bici-MX)

ocupar un dominio para que nadie pueda
nadie solo tú o tú Gran Tú 
puedas ocupar
ocupar los espacios-referencia
para que los que deseen buscar referencias directas
no lo puedan hacer


¿cómo hablar y señalar con RefeRencias preInternet?
¿cómo hablar y señalar con referencias preInternet?¿cómo hablar y señalar con referencias preInternet?¿cómo hablar y señalar con referencias preInternet?¿cómo hablar y señalar con Referencias preInternet?¿cómo hablar y señalar coRreferencias preInternet?¿cómo hablar-señalar con las referencias preInternet?¿cómo hablar-señalar con las referencias preInternet?¿cómo hablar y señalar con las referencias preInternet?¿cómo hablar y señalar con las referencias preInternet?
¿cómo hablar y señalar con las referencias preInternet?

etcétera

Necesitamos iluminación

(La entrevista a Fanjul AQUÍ)


(en el momento en el que empiezo a estornudar salvajemente es cuando me percato de que algo estoy haciendo bien, va por el buen camino, estoy en el ajo de nuevo)

lunes, agosto 12, 2019

poema papel tijera

estoy escribiendo un poema pero este poema se ha puesto a jugar con una tijera

poema papel tijera
poema papel tijera

...


ya os imagináis el resto

BPE

este es un blog profundamente experimental y prueba de ello es esta línea


y este largo silencio 



abajo















































viernes, agosto 02, 2019

aniversario de bitácora

No tengo nada que decir después de 14 años escribiendo en esta bitácora llamada noctívagos revista
todo lo que podría decir aquí ya está dicho a lo largo de todas estas páginas a lo largo de todas estas entradas
eso es
nada más 
podría hablar de lo que ha pasado hoy de lo que pasó ayer de lo que ha pasado el mes anterior
podría echar un discurso pero en el fondo no me apetece hacer nada
Ya está 

sábado, julio 20, 2019


"Tanta puta bandera, tanta puta bandera. Los de siempre, siempre nos han tomado por soldados para sus guerras, para sus saqueos, para sus negocietes. 
Los políticos, los hombres de Estado justificándolo todo. Los bancos...
Soldados, hormiguitas bobas que se ahogaban en el charquito".

Raleigh Carsen, en su próxima novela. 

sábado, junio 29, 2019

Vecinos

Anoche, esperando al ascensor que me aupara hasta mi piso,
contemplé cómo los pasitos de una cucaracha
la acercaban a una de las esquinas.
Ahí se quedó,
como un vecino más,
con su diminuto caparazón,
en silencio
sus antenitas.
Ella
también
aguardaba
con paciencia.

Pero
yo
no
fui
capaz
de
decirle:
"¿Subes?".

martes, junio 25, 2019

Mi casa está en alguna parte, de Manuel Padorno, en su libro Edenia.

Resultado de imagen de edenia manuel padorno iMi casa suele estar en parte alguna,
-rectángulo de vidrio-, en plena selva,
pero lo que sí sé, la escucho siempre,
es que está edificada sobre un río.
También debajo. Y un tanto por encima.
También está al lado, a muy escasos metros 
y alguna vez, alguna vez tan sólo, 
está a cierta distancia de ella misma.

Mi casa qué pasaba por un río 
Está dentro de él, o por encima, 
está debajo, a un lado, a pocos metros
y alguna vez, alguna vez tan sólo
está a cierta distancia todavía.

Mi casa que pasaba por un río
que a veces es muy ancho, sin orillas; 
otras veces se estrecha, y canaliza
hasta dejar pasar sólo una barca.

En parte alguna está, y edificada
sobre las mismas aguas, la corriente 
lame los muros, ahonda sus raíces, 
el líquido cimiento florecía.

sábado, junio 15, 2019

viernes, junio 14, 2019

Mansilla & la palabra rusa

Hoy mi hermano gemelo en las redes sociales (solo tengo uno, es univitelino que es una marca de moscatel muy bueno pero no de Sevilla) ha escrito esto sobre un músico underground como dice la necrológica, que es una palabra rusa que aún nadie se ha dado cuenta de que es rusa, rusa (un romano cachondo se la robó al diccionario de ruso-ruso que utilizaba para hacerse entender en la Siberia de hace más de 2.000 años, ¡mirad si hacía frío entonces!).
Pues bien, es esto (me tengo que poner a currar, la mala costumbre de pagar ciertas facturas, ciertas cosas para que todo vaya moderadamente hacia adelante):

¿Debemos recordar a Mansilla? No, no debemos recordar a Mansilla. ¿Debemos escuchar a Mansilla? No, no creo que valga la pena. ¿Debemos leer a Mansilla? Saramago era mejor. ¿Debemos saber quién fue Mansilla? Para nada. ¿Debemos saber que actuó en...? No.

lunes, junio 10, 2019

Talento

No soy lo suficientemente cultivado
para atravesar con facilidad
la membrana del talento.

Talento duerme a mis pies.
Duerme en cada uno de nosotros,
un sueño más o menos profundo,
e incluso duerme cuando está muerta.
Pero talento no sueña,
ni espera,
no aguarda señal.
Le gustan los campos que recién se cultivan,
los amaneceres que rodean y cubren las frías montañas,
la luz nueva de la mañana que como agua sin manos
nombra cada cosa en cada paso,
extender una brillante sábana
al ritmo del instante glorioso
por la cama recién desperezada.

¿Sabéis acaso que Talento se deja dominar siempre
por Impaciencia y Distracción?
Sus dos mejores e inseparables amigas.
Talento es una persona dura y amarga.
Nadie desea compartir con ella, salvo estas dos
que, no se sabe bien por qué,
consiguen participar casi siempre en sus inanes juegos.

Talento ha llegado en ocasiones a negar su propia existencia,
lo que por otra parte no sería muy extraño.
Talento no trabaja, pero continuamente aguarda una chispa en el aire
un olor inédito o fragancia distinta. Recorrer el lugar
con el nuevo oro, el grandioso chasquido.

Talento, bella persona pero delirante y asustadiza como pocas.
De la que tantos hablan sin saber si existe,
tal vez se trate de un eco profundo
en la materia de las cosas.
Su corazón,
el latido de las sienes.

En lo más íntimo, los seres
la diseñan en sus conversaciones,
reafirman en sus historias
y la dan como existente.

Talento, en silencio.
Talento, escucha.
Talento, duerme.
Talento, despierta,
lléname de luz.

Talento. Con sus alas roídas
por la Envidia
y la Frustración.

Talento, despierta.
Talento, duerme.
Talento, escucha.

Talento, late.

jueves, junio 06, 2019

La imaginación me acosa

domingo, mayo 26, 2019

Si se basa el mundo en la economía
lo convertiréis en un hormiguero.

sábado, mayo 25, 2019

una breve historia

Criminal de guerra que, con cierta tristeza, guarda escrupulosamente sus calcetines desparejados
uno tras otro
diversos colores y texturas
diversas estampaciones y diseños
líneas y dibujos más o menos coloridos
negros y blancos
una vez los descubre durante el cambio de estación del año.

una película

Será
que todo lo que no me atreví a decirte
en aquellos años
ahora se ha puesto de moda
a pesar de su simpleza
que abochorna,
pero resulta
que funciona
mejor
que cualquier
cosa.
Será que todo aquello
que ahora veo escrito
en otras paredes que no son las mías,
en páginas que no he escrito
(si alguna vez quise ser pared
o papel en blanco)
es lo que mueve el corazón
lo que bombean miles de vidas
lo que triunfa:
la sangre es roja,
y las lágrimas frías,
transparentes.

Nos atrae más
el gélido cascote abandonado
en mitad de la nada
frente a un túmulo
-una escombrera
que hizo el ayuntamiento
para ocultar la basura
o sus vergüenzas-
antes que
la buena alfarería
con colores fríos,
la filigrana,
el preciso dibujo a pulso
que destella y rompe
en un azul marítimo.
Sin duda alguna
es una estética,
una estética que resulta mejor
cuando hace frío
cuando llueve
cuando el agua
te ha inundado los bajos del pantalón
los calcetines
y caminas solo,
solo y vencido
entre miles de hierbas
enhiestas y resecas
barrizal de ideas que ahora chapotean
bobas
cargándote los pies
y los años,
sin saber ahora qué rumbo tomar
qué sentido tiene
adónde ir
sino seguir caminando
entre grandes pistas de asfalto
donde viajan ajenas
miles y miles de cajas,
entre días de grises,
sin  un atisbo de amapola,
como si no viajaras en un hilo de luz
y aún no te hubieras dado cuenta,
como si de aquí no pertenecieras,
nunca, y ya lo sabes, te lo dije.



(anoche, mientras ultimaba este texto,
me venía a la cabeza de manera insistente la película
Armonías de Werckmeister, de Béla Tarr)



La muerte

Abrazado a una oscuridad que no es la tuya

Un poeta

Aquel que desiste en nombrar

Poema de amor

Mi nombre ahora es tu mirada

Epitafio del que pasó

Nos hacía reír
La vida pasa y nadie se entera.

viernes, mayo 17, 2019

ANOBOCA, ese animalito económico

en una importante editorial de Madrid se debate sobre la conveniencia o no de publicar a una persona SU POEMARIO por el número de seguidores que tiene en las redes sociales; mejor dicho no se debate, se impone. Es una imposición porque, a corto plazo, es dinero. (Aquí viene Dire Straits y su Money)

que de lo que se está hablando es de publicar un poemario de una persona por el simple hecho de que tiene muchos seguidores EN LAS REDES SOCIALES y que estos seguidores hacen un negocio que puede rondar los 2.000 o 3.000 ejemplares vendidos de ese POEMARIO

es decir, el número de páginas A RELLENAR es cuantitativamente menor
y el resultado, es decir, la ganancia, mucho mayor.

¿nunca se ganó tanto con la POESÍA como ahora? Pues bien, la respuesta es que sí. Nunca se ha ganado tanta pasta en este país con la poesía como ahora. Sí se gana con la poesía pasta, pero no el autor sino el editor o el productor. Recuerde los documentales sobre los inicios del rock español y de cómo determinados grupos cayeron en manos de productores que sabían muy bien hacer negocio con el trabajo de los demás. Bussiness is bussiness o Les affaires sont les affaires, la obra de 1903 de Octave Mirbeau, como diríamos con la sonrisa más hipócrita que pudiéramos encontrar. Esto es la realidad, my friend.

hasta entiendo que digáis que esto es el mercado sin tener ni pajolera idea de qué es el mercado
porque hasta el más tonto de un buen inversor, de un buen empresario sabe que si vendes mierda que por lo menos sea buena, o tenga apariencia de buena mierda, al final la desconfianza irá en aumento y un género tan libre como la poesía caerá en el más absoluto descrédito... ¿cómo le ha pasado al boom de la novela histórica, por ejemplo? ¿la novela de género negro? A todos esos coelhos, esa literatura alimentada de pereza, de descripciones manoseadas, de poca sangre, de poca carne. ¿Una picadora de imágenes gastadas? ¿un cementerio de losas todas iguales como si fuera una urbanización de idénticos vecinos unos y otros bajo tierra en la memoria de nadie?

Hay que leer, como hay que comer o respirar, por supuesto. Aunque se puede no leer, no escuchar música y vivir como un noble arruinado entre las ruinas de la inteligencia, propias y ajenas. Se puede desconectar y ver la televisión como se puede coger un libro con personajes estereotipados y personajes estereotipados y tramas estereotipadas. Bueno, malo. Blanco, negro. Sucio y limpio, vivo o muerto. Pero "por desgracia" la realidad no es así, nos gustaría que fuera una distopía de ese calibre y que todos y cada uno de los mortales supiéramos el porqué de nuestra suerte por los hechos cometidos anteriormente, pero no es así.

o la semblanza de otras cuestiones realizadas por simple y llanamente oportunistas que lo único que quieren es un beneficio a corto plazo, por no decir inmediato. Comer y c*** al instante. Dos placeres que bien podrían ser uno solo para la sociedad que estamos contruyendo: un animalito ANOBOCA.

por desgracia conozco el percal y sé que es así

Lo que se ha construido con el gusto, el trabajo, la dedicación y el tiempo de muchas personas durante años y, en innumerables ocasiones, por amor al arte, es decir, sin retribución económica alguna, es decir, hacer cada vez más visible a la POESÍA, y todas las relaciones (hermanas y primas, tías y abuelos y abuelas, que tiene, vaya que si tiene...), se ataca (consciente o inconscientemente) de la manera más vil y rastrera que es la de ofrecer un producto, ocupar un nicho de mercado y rellenarlo de basura con el único objetivo de ganar dinero por ganar dinero. La cosificación. Consumo por consumo sin crecimiento, sin progreso, usar y tirar, falsificación continua, reflejo insustancial. Se vacía un concepto y se rellena de aire infecto, de nadería. Es un blablabla absurdo. Y además es la poeta o el poeta quien más sufre y sufrirá el engaño. Nos resulta un historia muy vieja. Usar y tirar. Ya pasó, por poner solo un ejemplo, un ejemplo tan solo, y muy cercano, en el rock español de los `80 con todas esas bandas, ese estrépito musical, esa ola que surgió tras la Dictadura en este país, esa sinfonía cálida de libertad y disfrute, de buen rollo, creatividad en todos los frentes, fue entonces cuando aparecen "los vivos", los más vivos empresarios que hicieron un gran negocio con todo aquello mientras se les escaqueaba a los creativos jóvenes el pan y la sal.

la expresión escrita y, por ende, a la construcción de la sociedad y de la cultura está en decadencia, pero eso qué importa si desde hace años se nos dice que Europa, la vieja Europa está en decadencia. Está en decadencia también porque ha asumido ciertas estrategias económicas muy mal digeridas provenientes del liberalismo norteamericano, sí, muy mal digeridas. Ellos saben que si quieres una cura contra el cáncer tendrás que invertir durante 20 años o más hasta que consigues algo. Aquí parece que no. Todo debe ser inmediato.

El animalito ANOBOCA nos mira sin ojos, nos huele sin nariz, nos palpa sin manos, pero nos chupa y nos expele.

es muy viejo este cuento y muy malo, además vacío, aburrido, soso.

sábado, mayo 11, 2019

El diablo del poeta

siempre el diablo tras nuestras vidas pequeñas
nuestras vidas inapreciables que son bálsamo y espacio
como la sinfonía nueva del río

nos molesta cada vez que abrimos los ojos
y nos enreda meticuloso y sonriente
como si fuera el humor una cosa tan solo suya

no te pongas nervioso, cuenta los hilos
la palabra o la moneda otra vez
el transcurrir de los signos
pues está detrás de ti y en un soplido preciso
es capaz de gris en tu disposición más bella

llévate bien, no te preocupes, no te enojes,
es un perfil pequeño para él,
un rincón minúsculo

con sus alas negras o blancas
con su pecho dispuesto
sus ojos de alambre...
¡Aprende de él! Te lo ofrece.

(estoy escribiendo con una bolsa de hielo en la rodilla)

jueves, mayo 09, 2019

Sustitución

En aquel poema que leía con tanto ahínco
aquel hombre

sustituí la palabra LOCURA
por la palabra DOLOR

y el discurso pasó de ser sugerente,
enrollado
rebelde

a ser
elementalmente
triste

viernes, mayo 03, 2019

Gore Vidal y Apocalipsis Now

Me pregunto si Gore Vidal, después de
ver la película de Francis Ford Coppola, escribió este párrafo.
Me refiero aquel momento al final de la película cuando encuentran a Marlon Brando enloquecido en mitad de la jungla, y se suceden sin aparente orden ciertas y perturbadoras imágenes lisérgicas. Sí, aquel momento en el que unos pequeños hombres dorados destazan con enormes facas un buey

martes, abril 30, 2019

mes de abril

Ya no nos queda mes de abril
hay una voz metálica al fondo de la habitación
ya no nos queda mes de abril
ya no nos queda mes de abril
la voz del tiempo
que perfuma nuestras vidas
de cualquier manera
de cualquier manera
de cualquier manera
ya  nos queda mes de abril ya nos queda mes de abril
hay una voz
hay una voz
 hay una voz
hay una voz
hay una voz
ya no nos queda mes de abril
hay una voz metálica
al fondo de
me álica
al fondo de
metálica
al fondo de
al fondo de...

sábado, abril 13, 2019

Una tecla

se me ha desprendido del portátil la tecla de cierre de interrogación 
...
...
...
...
será que me hago demasiadas preguntas

... y si mal no recuerdo, lo mejor que pudo haber pasado fue acabar el día  (aquel 1 de diciembre del 18) dibujando de manera automática al final de un poema fallido, 
y que saliera algo parecido a un pato de goma triste.

La Ley Mordaza y los Hermanos Grimm, o cómo acabar con la música


Francamente, de verdad, el que en este país exista una ley como la Ley Mordaza, una ley que coarte la libertad de expresión, no hace otra cosa que transmitir que este es un pueblo muy vulnerable, muy débil porque reafirma y construye una evidente falta de Cultura y de Educación.

Es decir, lo que nos hace ver es que hemos dejado, nos hemos quitado de un plumazo con una ley, con pereza y desidia, el sentido crítico y también la capacidad de ver y abandonar esa experiencia encarnada que necesita un pueblo para construirse.

Entiendo que el pueblo alemán decida prohibir actos y exhibiciones nazis pues esta ideología destruyó su sociedad, sus valores... su propio cuerpo, no hablo de instituciones, hablo de que cada uno de los ciudadanos comprobó, con el mayor de los pasmos, cómo un monstruo los condujo al vacío.

Los Hermanos Grimm tuvieron que removerse en sus tumbas cuando su flautista (si se me permite el símil) se había encarnado en un hipnotizador de masas.

Para eso existe la literatura, la Poesía, para saber cómo de vasta es nuestra debilidad, pero no por eso acabamos con las flautas y mucho menos, con la música.

¿O no?

viernes, abril 05, 2019

Deseo de vivir

Cuando se llega a la vejez y deseamos cada vez más seguir viviendo, no deseamos seguir viviendo la vida que tenemos sino la que hemos vivido, la que con más placer y satisfacción recordamos. Vivimos por seguir viviendo aquello que deseamos seguir recordando.
¿Vivimos para revivir?

jueves, abril 04, 2019

Camilo XXXIII

Camilo se daba cuenta de que solo la poesía escrita por los muertos era la poesía que realmente le llegaba.
Jugaba  al "Juego de los Clásicos", que es así como él lo llamaba. En un artículo encontraba citas de antiguos y citas de poetas actuales y jugaba. Los leía todos, pero sin recorrer sus nombres. Ahí siempre ganaba. ¿Por su condición de lector desde adolescente de los clásicos?
Cuando la palabra se ha fijado con el tiempo, cuando ha pasado ya innumerables cribas (por debajo de trillas y trillas con duras y afiladas guijas) es el momento en el que la palabra lleva verdad, y ¿qué es la verdad si no aquello que nos empeñamos toda la vida en ocultar incluso para nosotros mismos?