martes, agosto 27, 2013

Fin del mundo

—En cuanto a mí puedo decir que el fin del mundo será un 27 de agosto, es decir, un día como hoy.

(La indescriptible soledad cómoda, ausente, duradera como si no hubiera muerte de esta ciudad... porque la ciudad no muere, son aquellos que la pueblan... quién de los que vivieron en la ciudad de Petra no la reconocería —me pregunta Raleigh mientras observa su reloj pacientemente o la punta de sus zapatos que para el caso es lo mismo).

La partida de cartas a medida del transcurrir de la película. La sala llena de humo. De los jugadores hay algunos que ya han dejado este mundo. Son los años 80 (no voy a decir la bobada aquella del "pasado siglo"). Uno de los jugadores dice: "Esto es lo que hay... una vez que entras solo puedes salir". Y todos los jugadores le miran sin comprender el porqué de sus palabras (o sí). "Sólo puedes salir". ¿Sólo? La película, en ocasiones, cautiva, y todos pierden el hilo de las palabras que ha dicho el jugador. Una música delicada suena en uno de los patios. Un niño pequeño ríe o llora, no sabría muy bien... es difícil desde aquí saber si ríe o llora.

De vez en cuando echaba un ojo a las imágenes. Escuchaba algún que otro susurro. Los diálogos. Las imágenes que apenas le importaban pero que le ofrecían otro teatro.

El cantante durante el concierto dio una voltereta sobre sí mismo y al caer se golpeó con la cabeza en uno de los amplis. Un sonido hueco, sordo, frío que sólo escucharon los compañeros y que los aterrorizó como aterrorizó a la gente cuando el cantante volvió a levantarse. Con la mirada ausente, los ojos vacíos, extrajo de su bolsillo trasero del pantalón un par de papeles y balbuceó como si estuviera borracho/drogado/completamenete ido (algo apenas inteligible pero que el micrófono inalámbrico amplificó) : "Pillarme un par de minis de cerveza...". Y al instante se desplomó sobre sus rodillas, muerto. La gente se petrificó por la impresión.

La película ha terminado.

2 comentarios:

José María Souza Costa dijo...

Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com

alf ölson dijo...

Obrigado, Jose.
Es un verdadero placer leer tus amables palabras y saber que te gusta mi espacio. Un fuerte abrazo desde este lado.
Ficho tu blog.