jueves, enero 26, 2017

La Gran Plataforma Imagenista

Me quedo "flipis" con la cantidad y variedad de la gente que conozco o que puedo llegar a conocer con LinkedIn. Es increíble. Lo curioso es que tengo como una voz que me dice, desde lo más profundo de mi cabeza: "No lo hagas, no lo hagas". Y analizo esta voz y descubro que vienen de mi total y paralizadora extrañeza ante este mundo hiperconectado y pseudocomunicado con herramientas cibernéticas y plasmáticas o virtual-imagenistas (sí, he escrito "imagenista"). Percibo cada vez más un relato falso. La Gran Construcción del Mundo en función de un espectáculo continuo y constante, de un bombardeo continuo y constante desde La Gran Plataforma. Oh, amigos de la psicosis colectiva contra el Gran Capital... ¿no nos hace falta un nuevo Allen Ginsberg? (por ejemplo). Porque realmente él o bien estaría disfrutando de lo lindo o bien estaría bajo una buena pila de mantas temblando de miedo y diciendo entre dientes: "¡Yo soy real, yo soy real!". (De pronto me ha subido una gran angustia. Esto es lo que llaman algunos escribir sin red o desde las tripas. Debe ser. Será).