jueves, febrero 16, 2017

Háztelo tú mismo

Esta noche he soñado que estaba en un patio, en una corrala, en un ático con Mick Jagger y con mi amigo Juanmi haciendo un homenaje a Lou Reed. Éramos unos cuantos, sentados en sencillas sillas, escuchándonos, pasándolo bien. La vida tiene sentido en ese sentido. Nada mejor que la música, los amigos, difrutando de la música. Mick estaba como siempre muy delgado. Su enorme cabeza y su cuerpo-fideo. Marchó no sé hacia dónde. A izquierda y derecha y al fondo eran enormes paredes de hormigón como frontones, el color gris de las paredes de cualquier barrio. En cualquier barrio puede surgir la magia. Sólo hace falta que te lo propongas.