viernes, enero 23, 2009

¿Para cuándo dejaré de escribir versos ridículos?

Encuentro en el baño tu lápiz de labios,
encuentro tu tanga en la nevera
aún huele al amor que disfrutamos
-nunca reímos,
nunca lloramos-
por todo lo que perdimos y perdimos,
por todo lo que dejamos atrás:
como niños y cachivaches...

Tu falda de importación,
tu perfume de otros días,
algo quedará detrás de un armario
o en el fondo de la cocina
entre el polvo enarenado del recuerdo,
hasta que, por fin, desaparezca
y para nunca.
Por ahora permanece agarrado como un fantástico piercing
de colores, solo de colores
al cielo de mi boca...
también diminuto como tu clítoris de seda,
campanita de nube...

Encuentro en el baño
fotos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡No hace justicia el título!, genial lo de"encontrar tu tanga en la nevera",¡no me extraña que lo tenga de seda!,
¡que curioso!, tengo un
piercing de colores en el ombligo,¡ni esto hila!,¿que hora es?, como pasa el tiempo odio el "Tiempo de silencio" por su facilidad para hacer que me pierda de perdernos por mas que se lee parece que va ha llover, mejor si nieva ¡Hay tabletas de chocolate en mi cocina (aunque yo lo prefiero en polvo)!Te he echado de menos!(y de más en mi ducha),tu teléfono apunta a mi cabeza no me tortures! o nos comerán las sucias ratas no mas experimentos con ratones, sabes que te quiero, ellos comen corazones ¿recuerdas? harta de clara de huevo, degrado tus manos, tu pelo, tu cuerpo desnudo con ganas de tirarme,
de tirarme a la piscina pero
puse la lona nadie se ahoga, me enredo entus sábanas y muerdo tu boca y bajo... si no te gusta lo que escribo ¿que haces leyendo? ¡que te jodan! ¡aquí no lo harán!(esto no va por ti).
Si hace frío ni se te ocurra coger otro abrigo te cambias de calzoncillos, las gaviotas suelen picar donde no deben,no me hagas caso me embriaga el olor a sándalo y otros aromas tranquilo, escribe,el sentido del ridículo lo he raptado ,ahora sh!! él duerme en mis manos abrazado al miedo de decirte que te amo. besos.

Lagonzala dijo...

¡Anónima!